#periodistasNAV en el blog de Marta Borruel

Perspectivas de la Comunicación

Justo cuando había terminado de escribir mi post anterior sobre el manejo de la Comunicación por parte de los no-profesionales, descubro este interesantísimo documento que recoge las aportaciones de 35 profesionales del Sector reflejando lo que para ellos son las perspectivas de la Comunicación en este año 2011.

Estoy de acuerdo con muchos de ellos, prácticamente con todos en algún sentido porque, desde distintos puntos de vista nos muestran las múltiples caras del prisma de la Comunicación.

Estoy de acuerdo con Silvia Albert cuando dice que “nuestra tarea como expertos y consejeros en comunicación se ve ahora engrandecida“; con Jonan Basterra cuando afirma “habrá que estar atentos al enésimo, pero quizás definitivo intento, de vincular Internet y la televisión“; con Gaby Castellanos y su simple pero profunda reflexión “hasta que no das, no recibes. Es así de simple“; con Benito Castro y su contundente “habrá que asumir que ni las instituciones ni las empresas pueden vivir de espaldas a la transparencia“; y con Silvia Cobo y su análisis sobre el futuro de los periodistas “saldrán ganando aquellos que se hiperespecialicen, construyan su marca personal y sepan diversificar“.

Me apunto a las palabras de Stephan Fuettererel período de gracia terminó. Es hora de ser eficiente en los medios sociales“; y a las de Tíscar Lara “las tablets serán las prótesis que amplificarán nuestra capacidad para trabajar, aprender, entretenernos y comunicarnos“; y a las del inmenso Ramón Lobo que simplemente nos recuerda “siempre habrá personas que desean saber lo que sucede y personas que lo saben contar“. ¡Qué gran definición del Periodismo!

Y no me olvido de Victor M. Márquez cuando dice que “superada la comunicación digital, llega la comunicación relacional“; ni de Joaquín Moral cuando afirma “gestionar la reputación online es imprescindible y la única vía es contar con profesionales con un amplio conocimiento“; ni de Carmen Pérez de Armiñán al afirmar que “los profesionales de la comunicación son el hilo conductor de la información“; ni, por supuesto de Andy Stalman que dice simple y llanamente que “cambiar, reinventarse será una necesidad ineludible en 2011. Un nuevo mundo ya llegó“.

Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, dice: “me parece que puede ser hora de volver a las buenas prácticas, de identificar y calificar las apariencias, las manipulaciones, la banalidad…y de colocar cada cosa en su sitio!”.

Yo también pienso que ha llegado la hora de volver a dignificar nuestra maravillosa profesión. La comunicación no es baladí ni supérflua. Al contrario. En la era de la tecnología, wikileaks, las redes sociales, la geolocalización, conectividad, movilidad, etc, etc… el periodismo es más necesario que nunca. Para valorar, interpretar y contar la realidad. De otra manera, estoy de acuerdo, más acorde con las nuevas tecnologías, y de forma más rigurosa e inteligente. Precisamente no ha sido muy inteligente ni muy rentable que las grandes empresas de Comunicación hayan invertido en redacciones hiper modernas y hayan desinvertido en talento y en personas.

Pero no debemos olvidar que, como dice Ramón Lobo, siempre habrá alguien que desee saber lo que ocurre y personas que lo SEPAN contar.

p.d. Por cierto, no sé si resulta muy alentador el hecho de que las dos personas que no tengan un perfil en Twitter o en alguna de las redes sociales más utilizadas, sean precisamente el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y la Decana de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. ¿No os parece?


Blog: Marta Borruel. Pasión por la Comunicación
Twitter: @reynogourmet
fecha 21 de enero de 2011

¿Está superada la nota de prensa?

Son ya muchos los años que llevo trabajando en el Departamento de Comunicación del sector público, 17 en total. He visto desfilar diferentes partidos y, por supuesto, diferentes cargos políticos en los distintos departamentos y puestos de responsabilidad. Algunos han sido mejores que otros, como en todos los órdenes de la vida, pero casi todos se han caracterizado, salvo contadas y honrosas excepciones, por no saber exactamente cómo manejar la comunicación. Había quienes la ninguneaban, como si no fuera con ellos la cosa; ha habido quienes la extradimensionaban, como si fuera algo perteneciente a otra dimensión e imposible de controlar; otros la ignoraban, “si no la contemplo siquiera, deja de existir”; y otros, simplemente, pensaban que no hay que dejarla en manos de los profesionales y que cualquiera puede ser, y es, periodista.

Si yo le doy a mi hijo cuando está enfermo Apiretal cada ocho horas alternando con Dalsy cada cuatro, eso no me convierte en médico. Médico es quien me lo ha prescrito. Si yo enciendo el ordenador cada mañana para conectarme con el mundo, eso no me convierte en informática. Si yo me aliso el pelo con secador de mano para estar medianamente mona, eso no me convierte en peluquera, peluquero es quien me ha aconsejado este cambio de imagen y me ha hecho este corte de pelo tan moderno.

Creo que hasta aquí, estamos todos de acuerdo. Pero llega la comunicación y todo el mundo sabe más que los especialistas. Una vez me dijeron que todos los españoles llevan un entrenador dentro. Yo más bien diría que llevan un periodista. Y así nos (les) va. La gestión de la comunicación hay que dejarla en manos de los profesionales, personas que se pegan años acumulando y analizando sabiduría y experiencias en torno a esta cuestión tan importante y tan huidiza. Otra cosa es quién aplica las recetas prescritas o cómo transmitimos lo que ya se ha diagnosticado.

Algunos cargos y personalidades deberían intentar comprender, por difícil que parezca, que nadie es infalible, ni siquiera ellos, y que si dejaran trabajar a los profesionales de cada sector, ellos brillarían mucho más, que al final es lo que quieren casi todos, salvo, vuelvo a insistir, honrosas excepciones.

P.d. No hace falta decir que si esto lo llevamos al ámbito de las redes sociales, la situación es dantesca.

Blog: Marta Borruel. Pasión por la Comunicación
Twitter: @reynogourmet
fecha 21 de enero de 2011

Internet vs TV

Este año nuestra campaña de Navidad ha estado centrada básicamente en Internet. Hemos puesto alguna cuña radiofónica, algún anuncio en prensa, y exteriores en marquesinas, sí, pero todos ellos con la misma misión: anunciar un concurso en Internet y más concretamente en redes sociales.

Y hoy nos enteramos de que, por primera vez en la historia, las personas en Estados Unidos pasan el mismo tiempo viendo la TV que navegando por Internet: en concreto, 13 horas semanales. Lo que no deja de ser un dato, no por esperado, tremendamente impactante porque sólo dos años atrás había quien decía que la TV era irremplazable en los hábitos del consumidor.

Y dentro de las actividades online las que más crecieron son el e-commerce (un tercio de los consumidores en el año 2007 y dos tercios en la actualidad) y las redes sociales (de un 15% en 2007, a un 35% de personas que las usan hoy en día).

Aquí no estamos a ese nivel, pero todo llegará. En España, el último Estudio General de Medios, ya nos había ofrecido el dato de que Internet es el que más ha crecido en audiencia en todo el año, un 11,8% respecto a 2009. Además crece de forma ininterrumpida y meteórica: su penetración en 1999 era del 0,9% y en 2010, es del 38,4%. En la actualidad ocupa el quinto puesto con más audiencia por detrás de la televisión (87,9%), radio (56,9%), exterior (51,6%) y revistas (50,4%); y por delante de diarios (38,0%), suplementos (19,2%) y cine (3,9%).

Lo dicho, que llegue aquí es simplemente cuestión de tiempo.

Blog: Marta Borruel. Pasión por la Comunicación
Twitter: @reynogourmet
fecha 14 de diciembre de 2010

Periodistas, ayer y hoy


“Un comunicador, hoy como ayer, es un profesional que sabe escuchar, monitorizar la realidad, investigar y contrastar lo investigado y exponerlo narrativamente del modo más adecuado al lenguaje de cada plataforma que utilice. La diferencia específica que aportan las tecnologías contemporáneas es que los instrumentos para llevar a cabo esas tareas, son ahora mucho más sofisticados y eficientes. Pero si alguien es un comunicador, entonces tiene que ser interactivo. No hay otro modo de entender la comunicación.”

En la frase final de esta acertadísima y diáfana cita se esconde el problema de muchos periodistas que, aún hoy, no han entendido que la Comunicación no es que haya cambiado, es que ha evolucionado. En la Facultad de Comunicación nos enseñaron el concepto de feedback, necesario para que se diera el acto de Comunicación, y hoy en día con los nuevos canales, con los nuevos dispositivos, lo que ha pasado es que la interactividad se produce de forma real, inmediata y global.

Algunos periodistas se resisten a este cambio. Creen que las noticias llegan a los receptores cuando los Medios las publican (primer error); creen que sólo los Medios siguen generando los contenidos (segundo error); no aceptan que ya no sean los dueños de las informaciones sino que éstas se transforman, cambian y se enriquecen tras su paso por los usuarios (tercer error) y opinan que aunque todo el mundo ha cambiado, ellos no deben variar (cuarto error y que probablemente no será el último).

Esta cita la he sacado de una entrevista que el Profesor José Luis Orihuela ha concedido a la revista Icono 14 (de Comunicación y Nuevas Tecnologías) y que ha titulado: “El modelo ideal de interactividad es la conversación”. Os la dejo aquí completa porque merece la pena leérsela y analizarla detenidamente.

Las redes sociales nos están cambiando a todos, y especialmente a los periodistas.

Entrevista José Luis Orihuela

Blog: Marta Borruel. Pasión por la Comunicación
Twitter: @reynogourmet
fecha 28 de octubre de 2010

También la TV está cambiando

Abrir un blog conlleva, en mi opinión, el deseo y el afán de compartir algo. También de ordenar las ideas, de reflexionar sobre algún tema en concreto, de analizar en profundidad algunas cuestiones y, en mi caso, por supuesto, de comunicar. Y con todas esas intenciones comienzo esta nueva bitácora que va a versar sobre todos aquellos aspectos relacionados con el periodismo, las redes sociales, la información, la 2.0, la 3.0, y, por supuesto y sobre todo con la Comunicación.

Y quiero comenzar refiriéndome a un tema que la semana pasada traté en mi otro blog, el gastronómico de Reyno Gourmet, acerca de la historia de Aceites La Maja en el programa de Buenafuente. Allí podéis leer toda la historia (y ver los vídeos) pero resumiendo os diré que lo que comienza como un comentario de un cantante acerca de los productos de Huelva termina con un aceite navarro vencedor de un concurso en toda regla en la que han participado más de 200 muestras de aceite de toda España.

Me hace gracia porque después de colgar el post en el blog, tuve un DM en Twitter: “entre nosotras, ¿de verdad que ha sido algo espontáneo? ¿de verdad que no estaba preparado?”. Y es que todavía nos sorprende, por lo insólito, que la televisión, ese poderosísimo medio de masas y de audiencias, sea capaz de escuchar y de interactuar con los telespectadores.

A nadie se le habría ocurrido, hace años, mandar un lote de productos al presentador de un programa sólo porque un cantante los alabase en antena. Y si alguien lo hubiera hecho, seguro que dicho presentador no lo hubiera comentado en horario de máxima audiencia. Como mucho, se los habrían repartido entre el equipo y habrían enviado una nota de agradecimiento al emisor. Y ahí hubiera quedado todo, en el anonimato.

Pero ahora es distinto, las redes sociales, que tanto han transformado y están transformando nuestra sociedad, también están cambiando la manera que tenemos de ver la TV. Andreu Buenafuente mostró el lote en el programa, comentó todo lo que incluía e hizo chistes sobre la lata de aceite vacía. Y se desencadenó una auténtica locura. De toda España le llegaron a Buenafuente muestras de aceite para que comentara en su programa que el de tal o cuál región había sido más o menos generoso.

Y él fue todavía más allá; percibiendo el interés de la audiencia en actuar con él y, sobre todo, en pasar un rato divertido y compartir juntos una experiencia, creó un concurso: la espiral oléica para designar al ganador. El último día había recibido más de 200 aceites distintos y llevó, para la designación del mejor, a Andrés Rivadeneyra, actual campeón del II Concurso Internacional Oleocata al mejor catador de aceite de oliva virgen.

Algo a lo que estamos acostumbrados en la web 2.0, que es participar en acciones conjuntamente con otros usuarios, puede dar el salto a la TV. Es cuestión de creer en ese espíritu (Buenafuente es una persona muy activa en las redes sociales), de pensar firmemente que la audiencia tiene algo que decir y que además opina y actúa.

Es algo similar a lo que están haciendo los programas meteorológicos mostrando fotografías de los televidentes (y que según creo recordar, es una iniciativa que comenzó la ETB). Está claro: nos gusta participar y colaborar.

Y es que en el fondo, somos seres sociales.

Blog: Marta Borruel. Pasión por la Comunicación
Twitter: @reynogourmet
fecha 17 de octubre de 2010

La semana pasada se presentó en Madrid un trabajo titulado Cómo informar sobre violencia contra la mujer en las relaciones de pareja, un estudio elaborado por y para periodistas dirigido por Javier Fernández Arribas.

Tras la lectura de un completo resumen del acto de presentación de la obra, un apreciado compañero, Rafa Aguilera, me incitó a plasmar por escrito algunas reflexiones sobre las informaciones en los medios digitales de los crímenes de violencia de género.

17 enero de 2011. Fuenlabrada. Madrid. Escenario de una de las últimas muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Titulares del suceso en cinco páginas web:
Del estudio de estas informaciones en primer lugar me llama poderosamente la atención el hecho de que en cuatro de los cinco medios se dé ya por sentado desde el titular que estemos ante un delito de asesinato (matar a una persona con la concurrencia de alguna de estas circunstancias: con alevosía; por precio, recompensa o promesa; o con ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor de la víctima) en lugar de un homicidio (el que mata a otra persona).

La cuestión no es baladí, puesto que aparte de la mayor estigmatización que el término ‘asesino’ tiene sobre el de ‘homicida’, la posible pena a imponer oscila entre los 15 y 20 años de prisión en los asesinatos y entre los 10 y 15 en los homicidios.

La determinación jurídica de unos hechos sólo les corresponde a los jueces al dictar sentencia, o en su caso a los jurados populares encargados de enjuiciar la gran mayoría de crímenes, por lo que en las informaciones, y con mayor motivo en los titulares, los medios deberían abstenerse de incluir el término asesinato y sustituirlo por muerte o crimen.

De esta forma, los anteriores titulares rezarían así:
  • “Matan a una mujer en Fuenlabrada”
  • “Detienen al autor confeso de la muerte de una mujer en Fuenlabrada”
  • “Detenido un hombre tras confesar el crimen de su pareja en Fuenlabrada”
  • “Detenido tras confesar el crimen de su pareja en la habitación que compartían en Fuenlabrada”.
Todas las crónicas digitales recogidas, por otra parte, son respetuosas con la identificación del presunto autor mediante el empleo únicamente de sus iniciales o simplemente de su edad y nacionalidad.

Salvo contadísimas excepciones —fundamentalmente cuando se traten de personajes públicos—, en las informaciones sobre detenidos por la policía o imputados posteriormente por un juez considero esencial la publicación sólo de las iniciales del supuesto responsable.

La presunción de inocencia que rige para el proceso penal debería tener también su extrapolación para el tribunal de papel, con independencia de que una persona haya confesado el crimen.

La declaración de culpabilidad, como expongo anteriormente, debe ser fijada por un tribunal, y hasta entonces resulta recomendable no vulnerar el derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen del acusado y, sobre todo, su derecho a la presunción de inocencia.

Otro aspecto discutible, y a mi juicio, censurable de las informaciones aportadas por estas páginas web estriba en un detalle que proporcionan sobre la muerte de la mujer, que fue estrangulada. En cuatro de las cinco noticias se señala cuál fue el objeto utilizado en el estrangulamiento, en este caso un cordón.

Considero superfluo, innecesario y perjudicial incluir este elemento en la noticia por un doble motivo: por un lado, porque la descripción del ‘modus operandi’ puede causar un mayor dolor a los familiares, allegados y amigos de la víctima al pensar en el sufrimiento que debió padecer ésta al ser estrangulada con un cordón. Y, por otra parte, porque no es desdeñable tener en cuenta la opinión de muchos expertos que consideran que la proliferación de datos produce un efecto mimético en otros maltratadores.

A mayor abundamiento de la anterior cuestión, sostengo que si en las violaciones no se deben nunca contar detalles sobre el modo en que se produjo la agresión sexual, ni a su vez en los suicidios se informa del modo u objeto elegido, en los crímenes de violencia de género tampoco habría que entrar en detalles sobre su forma de perpetración. Al lector basta con decirle la estranguló, la violó, se suicidó. Sin más detalles.

Digno de elogio, en cambio, es el esfuerzo llevado a cabo por los redactores en confirmar los datos con fuentes oficiales, en este caso con la Jefatura Superior de Policía. Por mor de la rapidez, del ansia de dar una noticia en primicia, los medios digitales, al igual que los impresos o los audiovisuales, no deben de dejar de acudir en las informaciones de sucesos y tribunales a las instancias oficiales para contrastar las informaciones.

Desde el punto de vista profesional defiendo las libertades de información y expresión, unos principios que en las noticias de sucesos en general, y en las de los crímenes de violencia de género en particular, deben conjugarse con los derechos al honor y a la intimidad tanto de la víctima —en los casos de muertes para que su dignidad y su buen nombre no queden mancillados por el relato de hechos vejatorios o morbosos—, como del supuesto autor, quien además goza de la presunción de inocencia.


Gonzalo Ruiz Eraso
twitter: @ruizeraso
Tribunal Superior de Justicia de Navarra
Director de Comunicación

#PeriodistasNAV cosa de tod@s

Escribo esto tras juntarme un rato con @rafa_aguilera. Gracias a su empeño y al siempre eficiente curro de @dianagonzalez ya tenemos nuestro blog hace algún tiempo. Hay que agradecer a ambos que se preocupen de este proyecto cuando es cosa de todos los que nos vemos como parte de este #periodistasNAV.
Aprovecho el momento para darnos un tirón de orejas. Creo que esta idea puede ser buena para muchos de los que participamos de los medios y la comunicación en Navarra, pero es necesario que todos empujemos para sacarlo adelante. No digo que dejemos de hacer nada para empujarlo, pero no quiero que se deje en el olvido.
Llevamos tiempo (excluyo a Rafa y Diana) sin movernos y no quiero que un proyecto interesante se quede parado y sin que hagamos cosas.
Esta idea se trata de dejarnos ver, de hacernos visibles y sólo lo hemos conseguido en contadas ocasiones. Pero, eso sí, lo hemos conseguido, por lo que debemos tener claro que es cosa de todos mantener viva una historia que nos puede aportar cosas a muchos de nosotros y a otos que no conocemos ahora.
No lo dejemos caer en saco roto ni carguemos con el peso sólo a algunos. Escribamos, participemos, critiquemos, etiquetemos, demos ideas, enseñemos... Que nos digan VEO VEO! Os vemos! Creo que tenemos por delante una buena oportunidad y nos lo hemos demostrado. Me resisto a dejar caer una buena idea en el olvido y el saco roto.
Que conste que me pongo el primero como receptor del mensaje y que no es mala leche contra nadie. Sirva como mensaje para ponernos las pilas sin acritud.
Perdón por la brusca pero cariñosa irrupción. Gracias.

Fernando Urra
ferurra@hotmail.com
@fernandourra

Twitter, "una página de Internet"


El fin de año y el comienzo del siguiente suelen ser buen momento para filosofar y predecir las tendencias que vienen. Una afición que tiene especial encanto para los gurús de la comunicación 2.0, que se dan codazos para ver quién lanza el pronóstico más atrevido sobre el futuro de las redes sociales.
Que si Twitter va a empezar a trabajar la publicidad de forma mucho más agresiva, que si va a pasar a ser la referencia de la información en tiempo real, que si va a desbancar pronto a Facebook como red social de cabecera, que si ya se puede hablar de Twitter 2.0. ¿O 3.0? Da igual. Este año, todos los gurús han perdido el tiempo.
Porque la mejor definición de Twitter vino publicada este domingo en un periódico de papel, en El Correo para más señas. En una entrevista al director general de EiTB, Alberto Surio, al periodista se le ocurrió que era necesario explicar a sus lectores qué es Twitter. Y dejó sentenciado todo el debate. Twitter es… ¡una página de Internet!

Ahora que algunos periódicos españoles están hablando ya de integrar las redacciones off-line y on-line y potenciar su presencia en redes sociales, que no les pase nada en su apuesta. Va a ser algo así como hablar de democracia en Afganistán, de estado laico en Irán o de biotecnología en la huerta del abuelo. Siempre pueden empezar diciendo que Twitter es “una página de Internet”.

Javier Urtasun
@jurtasun
www.guk.es

#periodistasNAV en el blog de #edentity

"Los periodistas sois los únicos que firmáis vuestro trabajo!"
Ayer casi 30 periodistas se reunieron en la Casa de los Periodistas de La Rioja para la celebración del curso "Nuevas tecnologías, nuevos medios, nueva comunicación" al que tuve la suerte de asistir (...).

Edentity
#edentity/ @dianagonzalez
12 de diciembre de 2010
Periodistas 2.0
¿Periodistas? Sí, claro. Esos tipos raros que trabajan a deshoras, equipados con cuadernos y bolígrafos y que suelen enviar las cosas por fax. Hace no tanto que todavía se nos veía como bichos raros anclados en el Pleistoceno. Pero algo está cambiando (...).

Guk
@guk_com / @jurtasun
2 de noviembre de 2010

Periodistas, (r)evolución o muerte
Compañeros periodistas, toca espabilar. El periodismo vive horas bajas. Vale. La empresa periodística está hecha unos zorros. De acuerdo. Las condiciones para ejercer la profesión no son las mejores. También. Pero toca dejar de mirarnos al ombligo de una vez y movernos, ponernos las pilas, o nos van a adelantar por izquierda y derecha (...).

Guk
@guk_com / @jurtasun
13 de noviembre de 2010
#Periodistas20NAV
Me encanta darme cuenta que hay decenas de periodistas con los que comparto inquietudes. Gente dispuesta a trabajar con un objetivo común: la vocación periodística. Quizá en Navarra somos un gremio que adolece de prestigio, que no acaban de ser referencia social y que, principalmente, carecen de cierta visibilidad. Al fin y al cabo, se trata de comunicar (...).

Berraondo en silencio
@pberraondo
30 de octubre de 2010
¿Hay #periodistas20NAV?
Ayer le leí un enlace a @rafa_aguilera que tenía como etiqueta #periodistas20NAV y me saltó la duda si ese hastag tiene detrás un grupo de personas, de profesionales, o si es una expresión (...).

Zapateríanuevequinto
@fernandourra
28 de octubre de 2011

Nos ven!
Me preguntaba yo hace unos días aquello de: Veo, veo ¿Qué ves? Bueno, pues ya voy teniendo respuestas, y la verdad es que lo que veo me gusta, y me gusta porque nos ven, que era un preocupación importante.
Cuando empezamos eso de #periodistas20NAV juntándonos unos cuantos periodistas en el Niza, no teníamos muchas cosas claras, pero sí que necesitábamos hacernos reconocibles como colectivo ante otros colectivos e individuos. Y parece que lo vamos consiguiendo (...).

Zapateríanuevequinto
@fernandourra
10 de noviembre de 2011

Más gente ve #periodistas20NAV
Si tras la reunión del viernes de #periodistas20NAV quedó claro que la búsqueda de visibilidad es uno de nuestros objetivos fundamentales, damos un nuevo paso adelante. Gracias a la buena respuesta de Alfredo Casares (@alfredocasares) y Roberto Sanz (@soblochero), el Corte Inglés también nos ve y nos guiña un ojo. Entienden que somos un colectivo interesante y se lo agradecemos (...).

Zapateríanuevequinto
@fernandourra
23 de noviembre de 2011
Si deseas ponerte en contacto con nosotros nos "leemos" en este mismo blog, en Twitter (a través de @periodistasNAV y el hashtag #periodistasNAV) o en periodistasnavarra(arroba)gmail.com.
Lo que dicen los periodistas de Navarra.

Somos un grupo de periodistas ubicados en Navarra que trabajamos en medios de comunicación o en entornos de comunicación corporativa.

Este un espacio donde poner en común todo aquello que creemos importante para nuestra labor profesional y en valor lo que hacemos.
top